¡Parabenos, controvertidos parabenos…!

¡Parabenos, controvertidos parabenos…!

Parabenos, parabenos, parabenossss… Cada vez más vemos cosméticos libres de este controvertido compuesto debido a las sospechas que se han generado como consecuencia de un estudio que los relaciona con el cáncer de mama. Pero… ¿qué son y qué efecto tienes en la salud?

Bueno pues hablando químicamente, y de forma sencilla, los parabenos son ésteres del ácido p-hidroxibenzoico, en el que el radical es un grupo alquilo. Éstos se obtiene a través de la Esterificación de Fisher mediante la reacción del ácido para hidroxibenzoico y un alcohol deterinado (etanol, metanol, propanol, isopropanol...)

En función del tipo de radical alquilo vamos a tener diferentes tipos de parabenos: metilparabeno (código E-218), etilparabeno (código E-214), propilparabeno (código E-216), butilparabeno y algunos menos comunes como isobutilparabeno, isopropilparabeno, bencilparabeno y sus sales.

Una vez expuesta esta pequeña anotación científica vamos a profundizar un poco en sus propiedades, usos, y qué efecto tienen.

Los parabenos y sus sales tienen propiedades bactericidas y fungicidas muy efectivas, además de su bajo coste, por lo que son muy utilizados como conservantes en cosmética, medicamentos y alimentación. Estos compuestos son metabolizados y eliminado con relativa facilidad si son tomados por vía oral, pero por vía tópica no es así. Esto, ¿qué quiere decir?… pues que si lo ingerimos probablemente no tenga efecto sobre la salud porque se elimina rápidamente, pero si nos lo ponemos en la piel, la cosa cambia porque al organismo le cuesta mucho más eliminarlo y permanecen en nuestro cuerpo.

Pero… ¿realmente esto es peligroso? Hay una gran controversia en la comunidad científica con respecto a este tema porque aún no se ha podido demostrar cieníficamente que los parabenos produzcan cáncer, pero hay un importante estudio británico publicado en el Journal of Applied Toxicology que relaciona el cáncer de mama con estos compuestos.

En este estudio encontraron que de 20 casos de cáncer de mama, 18 de ellos tenían altas concentraciones de parabenos. Y es que, los parabenos tiene actividad estrogénica actuando como xenoestrógenos, que dependerá su grado de actividad en función del tamaño del radical libre. Algunos estrógenos son conocidos por promover el crecimiento de tumores, por lo que este estudio ha creado preocupación en la utilización de parabenos en cosméticos.

Desde Abril de 2014 en la Unión Europea están prohibido el uso en cosméticos los parabenos de cadena larga como el isobutilparabeno, fenilparabeno, bencilparabeno y pentilparabeno, debido a su capacidad estrogénica, considerándose disruptores endocrinos.

Además Philippa Darbre bióloga molecular de la Universidad de Reading afirma que este tipo de parabenos encontrado en los tumores de mama indica que provienen de su aplicación de forma tópica a través del uso de desodorantes y cremas para axilas.

A pesar de este estudio la Sociedad Americana contra el cáncer dice que no existe una evidencia científica de que los parabenos aumenten el riesgo de padecer cáncer pero también reconoce que se desconoce su efecto a la exposición a largo plazo ya que según el estudio relaciona la presencia de parabenos en desodorantes y cremas con el cáncer de mama, por lo que es conveniente para prevenir, evitar el uso de estos compuestos en desodorantes y productos cosméticos.

Los parabenos los podemos ver presentes en productos de cosmética e higiene tales como cremas, maquillajes, desodorantes, geles, champú y un largo etc., además es importante mencionar que se encuentran en productos de higiene y cosmética infantil y de bebés tales como cremas, bálsamos, geles toallitas… Además algunos expertos advierten que no son inocuos ya que al entrar en contacto con la piel pueden causar irritación y enrojecimiento, dermatitis, salpullidos, etc.,

Sí es cierto que debido a la polémica existente en cuanto a la inocuidad o no de dichos compuestos, cada vez más marcas están prescindiendo del uso de estos conservantes en sus productos.

Con esta información decide qué hacer… No hacer nada y seguir usándolos o PREVENIR dejando de usar cosmética o productos tópicos que los contengan.

Yo lo tengo claro… Prevenir mejor que curar!!!!